Subcontratar contenido: ¿Contratar un redactor freelance o escribir tú mismo?

subcontratar contenido

Si tienes un negocio online seguro que has oído más de una vez eso de que el contenido es el rey y que tienes que tener un blog de empresa, escribir un montón de artículos y demás. Bueno, antes que nada, relax, deja de hiperventilar. Esto es cierto, a medias.

No todos los negocios necesitan un blog, aunque puede ser una herramienta excelente si hay una estrategia de contenido o de marketing detrás. El contenido puede servir para muchas cosas: dar a conocer tu marca, educar a tu público objetivo, atraer clientes potenciales e incluso vender. Pero siempre debe haber una estrategia detrás que la dirija.

Subcontratar la generación de contenidos ¿es una buena idea?

Pues como todo, depende. Si tienes un plan de comunicación, de contenidos y de marketing bien definido, con tus objetivos SMART definidos y simplemente quieres quitarte el ‘trabajo’ de redactar o bien no te gusta o quieres un contenido hecho por un profesional, subcontratar el contenido a un profesional sí que puede ser una buena idea.

Sin embargo, si lo que simplemente vas a hacer es ir plataformas tipo Lowpost y comprar un artículo de 400 palabras por 5€ y publicarlo sin más en tu sitio web vas muy desencaminado. O incluso subcontratar al sobrino de tu prima para que te escriba un par de textos y te publique en redes, piénsatelo dos veces. Estos contenidos sin un foco claro pueden hacerte más daño que otra cosa.

Respondiendo a la pregunta del subtítulo, es una buena idea si subcontratas la creación de contenido a un redactor freelance profesional o a una agencia que sepa lo que hacen y esté alineado con tu marca. Que comprendan tu negocio es clave para generar contenidos de calidad.

 

Escribir tus propios contenidos web

Está claro que nadie conoce tu negocio como tú. Sin embargo eso no siempre significa que crees los mejores contenidos.

Crear contenido de calidad pasa por analizar palabras clave, escoger un tema relevante para la audiencia o target de la empresa, redactarlo desde cero (no vale copiar y pegar), escoger material audiovisual que lo acompañe y optimizarlo todo para SEO.

Si conoces un poco de qué va todo esto y ya lo has hecho antes, adelante. Seguro que puedes empezar e irás pillando la medida a la creación de contenidos. Pero siempre teniendo en mente al target objetivo al que te diriges. En estos casos solemos pecar de sobrecualificación.

Si por ejemplo eres fontanero y tienes una empresa de reparaciones tendrás que escribir contenidos para todo tipo de usuarios, pero sobre todo aquellos que no tienen ni idea de fontaneria y no aquellos que son profesionales, porque son los que te interesan más como clientes.

Si por el contrario eres de los que nunca se han enfrentado a un papel en blanco o bien no te gusta mucho eso de redactar, quizás no debas redactar tus propios contenidos. Y puede que tampoco la estrategia.

 

¿Qué puedes externalizar de tu estrategia de contenidos?

Como te decía, siempre va a depender de tus conocimientos o de tu tiempo disponible.

  • Consultoría estratégica: Es decir, contratar a un profesional para que te ayude definir la línea que necesitas seguir en tu estrategia. Es decir, no que lo haga ese profesional, si no que te marque el camino.
  • Generación de contenidos: En este caso puedes externalizar alguien que genere esos contenidos desde cero a partir de unas palabras clave o temas dados.
  • Revisión y optimización de de textos (curación de contenidos): O simplemente si puedes redactarlo tú mismo, pero si necesitas una revisión y optimización rápida para asegurarte que llevas el camino adecuado, necesitas a un ‘content curator’.

En cualquier caso, subcontratar este tipo de tareas siempre debe hacerse junto a profesionales de experiencia. Y desde mi punto de vista es importante que conozcan qué haces y se identifiquen con tu negocio.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *