La fiebre del DIY y las causas de su éxito

Para los asiduos en las redes sociales, especialmente en Pinterest y Twitter, no os resultarán nada extrañas ni nuevas las siglas DIY. Estas letras que hacen referencia a la expresión anglosajona “Do It Yourself” se refieren sobretodo a los tutoriales de cómo hacer cosas uno mismo, ya sea decoración, maquillajes, arreglar cosas, recetas culinarias, etc.

La fiebre del DIY

La necesidad de ahorro en estos tiempos ha favorecido en los últimos años el auge y de los tutoriales de DIY en la red. Y lo cierto es que cada vez gente de edades más diversas acceden a internet y a las redes sociales en busca de respuestas. Es la fiebre del DIY.

Desde el otro lado de la pantalla, desde el lado de quién escribe, la marca o el blogger, podemos decir que ésta es una muy buena estrategia de marketing. Sobretodo para atraer lectores y posibles clientes. Eso sí, convertir esas visitas en compras es arena de otro costal. Sin embargo, esta es una tendencia que lleva ya una década gestándose en las redes, y que existe desde siempre en nuestra cultura.  Lasensación de que somos capaces de cualquier cosa si aprendemos a hacerlo nos hace sentir curiosidad.

El DIY en el mundo de la moda

Es precisamente el mundo de la moda el sector en el que podemos encontrar más cantidad de bloggers y tutoriales dedicados al DIY. La moda es, sin duda, la más explotada por la tendencia del DIY. Ya hablemos de ropa, maquillaje o peluquería, la cantidad es apabullante.

La fiebre del DIY en moda

Algunos buenos ejemplos de cómo las grandes empresas también optan por este tipo de estrategia la encontramos en uno de los blogs de SModa, es el Blog de Natalia Belda. Personalmente la sigo desde hace tiempo y tiene videos muy chulos, sobretodo para las que no tienen ni idea de por dónde empezar a maquillarse. Además como curiosidad es la maquilladora de la actriz española Blanca Suárez.

O también uno dedicado exclusivamente a realizar moda DIY es el de Dare to DIY, que forma parte de la red de blogs de la revista Grazia. Pero estas tendencias se extienden también al mundo de la peluquería como por ejemplo el canal de Youtube de Kayley Melissa, o por ejemplo los tableros de Pinterest que te ayudan a reciclar tu ropa para crear nuevas prendas. Todos ellos versiones online del tradicional DIY gestado en USA hace décadas y que aún a día de hoy podemos encontrar on y offline, como evidencian los maravillosos kits de We Are Knitters.

Tutoriales y DIY: aprender a hacer cosas online

En la misma línea nos encontramos también con este tipo de publicaciones de DIY en decoración del hogar o en el sector del bricolaje. Son cada vez más las páginas que nos ayudan a decorar la casa o a convertirnos en unos manitas. Podemos incluso convertirnos en fontaneros o mecánicos amateur.

La fiebre del DIY en decoración

Desde tutoriales sobre cómo cocinar una tarta de cumpleaños personalizada a cambiar las bujías del coche. El DIY abarca todas las disciplinas posibles. Hasta el mundo de la telefonía móvil, hay muchas páginas que te permiten crear aplicaciones móviles con herramientas de DIY o por ejemplo liberar un terminal asociado a una compañía telefónica.

Causas del éxito del DIY : ¿Porqué triunfa?

Pero nos preguntamos una y otra vez, qué es lo que tiene el DIY que atrae a todo el mundo. A hombres y mujeres, mayores y jóvenes. Los motivos por los que nos atrae el DIY:

  • La inquietud de las personas por saber cosas, el aprendizaje en sí es una inquietud que sentimos muchos. Nos sentimos más listos al vernos conseguir una nueva meta.
  • Sentirse capaz de hacer algo que antes no podías hacer. Es un acto de confirmación, de confianza en uno mismo. Sienta bien ser capaz de hacer una tarta de cinco pisos con azúcar glass y nata montada natural, cuando desde siempre no habíamos sabido ni hacernos un huevo frito cuando la mamma no estaba en casa.
  • Otro de los motivos por los que el DIY ha cobrado importancia es, desde mi punto de vista, es la necesidad imperiosa ahorrar dinero o gastar lo menos posible, como consecuencia de la crisis. O del mismo modo la escasez de presupuesto cuando se es estudiante con bajos o nulos ingresos.
  • La corriente anti-consumismo: Esa necesidad de tener cosas nuevas, comprar objetos, estrenar cosas… A veces es demasiado para el bolsillo o el espacio vital que tenemos en casa, por lo que reconvertir cosas que ya no utilizamos puede ser una buena idea.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *