El contenido evergreen es aquel contenido que perdura a lo largo del tiempo y va a ser útil de forma permanente. Es decir, que no caduca y va a ser siempre (o durante mucho tiempo) interesante para tu público objetivo.

Ahora que ya sabes lo que es el contenido evergreen puedes imaginarte el potencial que puede tener generar este tipo de contenidos para tu sitio web o para tu blog.

 

Más potencial para posicionar

En el caso del SEO el contenido evergreen es genial para conseguir tráfico SEO y posicionar en buscadores. Este tipo de búsquedas tratan temas más genéricos y menos sujetos a la volatilidad de la actualidad. Precisamente por eso, si consigues entrar en el top 10 de resultados orgánicos será mucho más fácil mantenerte ahí conseguir visibilidad.

 

Conseguir enlaces y visibilidad más fácilmente

El contenido bien redactado, permanente y objetivo tiene todas las papeletas para ser referenciado. Los contenidos de actualidad son más virales pero también mueren rápido, con ellos puedes conseguir un éxito de un día. Con el contenido evergreen conseguirás un ‘goteo’ de enlaces y visitas, además de una visibilidad creciente.

 

Algunos ejemplos de contenidos evergreen

Contenido evergreen puede ser prácticamente cualquier post de tu blog, o ninguno. Depende. Pero hay técnicas que funcionan muy bien para crear contenidos de este tipo.

  • Guías y tutoriales. Por ejemplo explicar cómo instalar un ordenador de sobremesa. Esto puede servir prácticamente para siempre. Pero por ejemplo si explicas cómo hacer algo con un programa por ejemplo el Photoshop CS5, cuando llegua el CC el contenido se queda un poco desfasado. Aún así seguirá sirviendo para aquellos que mantengan las versiones antiguas.
  • Listas. Son ejemplos muy buenos de contenidos evergreen bien enfocados. Por ejemplo, 6 trucos para ahorrar electricidad es contenido evergreen. Pero si escribimos sobre las mejores cámaras réflex de 2017, a finales de 2018 este contenido quedará desfasado.
  • Contenidos educativos. En el formato que sea, sobre cualquier tema. Todo aquello cuyo objetivo sea educar puede considerarse evergreen. Por ejemplo, definiciones, explicaciones, fases de procesos, etc.
  • Preguntas frecuentes de tu público objetivo. Aunque sean contenidos muy concretos responder a dudas, literalmente, puede ser  otra opción de contenido evergreen para atraer clientes.

 

Un contenido que debes actualizar

Es posible que aunque este contenido no pierda su vigencia si que puedas añadir o corregir cosas que a lo mejor quedan un poco más desfasadas (imágenes, ejemplos, enlaces, etc.). Por eso es recomendable que revises los contenidos de este tipo y los actualices cada cierto tiempo.

Si el volumen de contenidos que tienes en tu página es muy alto. Analiza aquellos que traen más visitas a tu web o aquellos con más potencial y empieza por ahí. Y céntrate en los más antiguos, esos son en los que más tendrás que trabajar.

 

Y no te olvides de escribirlos para SEO. 😉

Y tú, ¿tienes contenidos evergreen en tu blog o web? ¿Te funcionan para atraer tráfico orgánico? Cuéntanos tus trucos.

Share: