Cómo hacer networking para potenciar tu blog

Hacer Networking para tu blog

Hace algún tiempo utilicé una herramienta muy molona, Landbot.io (muy recomendada :)) y unos envíos por e-mail a mis suscriptores para saber sobre qué les gustaría leer en el blog. Entre los temas más destacados surgieron el Social Media y ¡sorpresa! el Networking.

No me había planteado hablar de ello en el blog, pero la verdad es que es clave para hacer un negocio, o en su defecto un blog. Es casi una pregunta más recurrente en personas con un blog propio, ya que si hablamos de un negocio el networking es una parte imprescindible.

En el caso de un blog, como el mío propio, con el que empecé hace por lo menos 3 años, es importante que prestemos algo de atención al networking si queremos crecer y que se nos conozca. Pero ¿cómo hacerlo? A veces tenemos un blog pero este no es nuestro negocio. Puede que simplemente sea un pasatiempo y a parte tengas tu trabajo o negocio que nada tiene que ver. En ese caso igual no quieres dedicarle mucho tiempo a esto. ¿Cómo sacarle el máximo partido con el mínimo de esfuerzo y tiempo? Aquí tenéis algunas técnicas que me han servido a mí.

 

Networking online

Aunque el networking más tradicional es el que se realiza cara a cara, podemos decir que ya existe un networking digital y online que puede ser una buen punto de partida para los bloggers que queráis hacer vuestras primeras relaciones profesionales.

Para mí, lo que mejor me ha funcionado ha sido entablar conversaciones con otros bloggers, que traten temas similares a los míos, comentando en sus webs, en sus publicaciones en redes, etc. Los foros de internet también son una buena forma de conseguir contactos interesantes. Y no te limites a hacer networking con tus potenciales clientes (eso, en realidad no es networking), si no con la competencia, con profesionales de tu sector que no sean competencia directa, etc.

Linkedin es una herramienta muy útil también si buscas perfiles específicos o personas que trabajen determinados sectores o para empresas concretas. En realidad, las redes sociales en general son una buena forma de mantenerse en contacto con otros profesionales.

Sobretodo utilizo el correo electrónico para colaboraciones puntuales, para presentarme al webmaster de una web (normalmente porque no sé quién es) y gestionar colaboraciones (guest posting, afiliación, etc.).

 

Networking fuera de la red

En este caso te recomiendo que por una parte cultives tus conocidos. Es decir, los, amigoscolegas de la carrera o de estudios, e incluso antiguos compañeros de trabajo. Seguro que conoces profesionales que te vendrán muy bien para colaborar. ¿Una entrevista en tu blog? O mejor, en el suyo. ¿Te pueden promocionar ellos?

Fortalecer esas relaciones es un buen punto de partida, pero hacer networking con gente que no conoces de nada es más complicado. Los escenarios más adecuados pueden ser eventos, ponencias, en el coworking en el que trabajes, cursos o talleres de tu temática o sector y presentarte a los profesionales que más te convenga. Pero cuidado, no caigas en darte demasiado autobombo, puedes generar una mala impresión.

 

Errores que debes evitar al hacer networking

Sí, efectivamente hay muchos errores que puedes estar cometiendo al hacer networking para tu blog. En primer lugar debes tener en mente que no estás vendiendo, deja eso para más adelante. Aquí lo que interesa es generar un contacto interesante, que nos aporte algo. Por eso, aunque conozcas a mucha gente es importante que filtres. No todos los contactos que harán valdrán la pena para hacer networking.

Como decía, no vendas, pero ten listo tu ‘elevator pitch. Es decir, ten en mente una descripción rápida y concisa de lo que hacer y deja huella con él. Si todavía no lo tienes es importante que inviertas tiempo en él. Es posible que si solamente tienes un blog sencillo y hay muchos como el tuyo no tengas mucho que explicar. Pero busca diferenciarte. Es lo que determinará si haces networking con un ‘influencer’ de tu sector, por ejemplo.

Y sobretodo ten claro que el networking implica continuar la relación que has iniciado. No lo dejes en conseguir un email. Dedica algo de tiempo a la semana para cultivar esas relaciones. Por ejemplo, si conoces a un crack del marketing automation y te gustaría colaborar de alguna forma en el futuro no desaparezcas de la faz de la tierra hasta que necesites algo. Un buen primer paso puede ser añadirlo a tu Linkedin, escribirle algún mensaje por esta vía, e incluso invitarle a un café. Crea una relación más allá de la pantalla y del nivel profesional si es posible.

No te agobies con demasiados contactos, y asume solamente los más importantes y con los que hayas visto que haya reciprocidad. No te pases queriendo abarcar y ve poco a poco generando una agenda de contactos que te pueda ayudar a potenciar tu blog o incluso tu negocio del futuro.

Espero que este post te haya resultado interesante, y si te ha gustado, compártelo en tus redes sociales!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *