‘Retrowearables’: El origen de la tecnología wearable

Nos resulta sorprendente y curioso ver que los denominados wearables están dominando cada vez más el contexto tecnológico. Son, sin duda, un ejemplo del rápido avance de la tecnología, comparable a como lo fue la llegada de los teléfonos móviles o las pantallas táctiles.

Si nos ponemos a definir eso de tecnología wearable nos topamos con que es simplemente tecnología ponible, que llevamos puesta. Sí, cada vez los wearables son más sofisticados, pero atendiendo a esa definición, los wearables existen desde hace siglos.

retrowearables - tecnología wearable

Los orígenes de la tecnología wearable

Nadie puede negar que la tecnología que hace funcionar un reloj en el contexto del siglo XIX era novedosa, pero si además podías llevarla incrustada en una pulsera, ya era lo más de lo más. Fue en ese siglo cuando el relojero Breguet para la reina de Nápoles en 1810 creo el reloj de pulsera.

Después la empresa de relojes Girard-Perregaux creaba las primeras muñequeras con relojes para evitar que los artilleros de la Armada alemana cronometraran con sus relojes de bolsillo mientras manejaban bombas con las manos, ya que además de complicado podía ser peligroso.

Así, los relojes de pulsera por ejemplo podrían considerarse como uno de los primeros wearables de la historia. Aunque ha habido otros muchos, surgidos no siempre a partir de necesidades o para buenos fines.

retrowearablesYa en el siglo XX los ejemplos de tecnologías ponibles o wearables empiezan a proliferar y a convertirse en más populares, y del mismo modo empiezan a ser más sofisticadas, incorporando partes electrónicas y más ‘inteligentes’.

Es precisamente en la década de los 60 cuando se acuña el término de ‘computadora corporal’ cuando los matemáticos Edward O. Thorp, y Claude Shannon construyen un artefacto para hacer trampas en el juego de la ruleta, que hace cálculos computarizados. en sí, era una computadora oculta dentro de un paquete de cigarrillos.

Y en los 70’s se creó uno de los ‘wearables’ que en la actualidad seguimos mejorando y reversionando. La compañía Eudaemonic Enterprises utilizó un micropocesador CMOS 6502 con 5K RAM para crear un zapato computarizado y así utilizarlo como mecanismo de cronometrado en jugadores y deportistas. Hoy en día hay decenas de pulseras inteligentes que cronometran y calculan los pasos, los kilómetros recorridos e incluso la frecuencia cardíaca.

 

El primer wearable moderno

Aunque para ser justos fue en la década de 1980 cuándo realmente llegó al público general esta tecnología ponible. Seguro que sois muchos los que recordáis el reloj calculadora de Casio. Este está considerado oficialmente como el primer wearable moderno. Aunque en 1977 también se lanzó al mercado el reloj calculadora algebraica HP-01 de Hewlett-Packard, mucho más sencillo y rudimentario.

reloj calculadora - retrowearables

Si bien no hace mucho desde que se pusiera a la venta este objeto, apenas 35 años, lo cierto es que ha sentado las bases de lo que son las pulseras inteligentes de hoy en día. El concepto no ha cambiado, sino que se ha mejorado y ampliado, no solo calcula sino que ahora hace más cosas.

Por otro lado, el reloj digital, inventado en 1956, como evolución lógica a aquellos relojes de pulsera fueron uno de los primeros objetos tecnológicos (dejando a un lado los wearables y tecnología analógica ponible a un lado) en convertirse en  tecnología wearable tal cómo lo podríamos definir hoy.

 

El boom de los wearables

Y desde ahí hasta la irrupción de las Google Glass poco ha pasado, ¿no? Hace un par de décadas aparecían las primeras películas en 3D. Ahora, podemos ver casi cualquier película en 3D desde casa, incluso hay videojuegos que utilizan esta tecnología.

Pulseras inteligentes y smartwatches han sido por ejemplo algunos de los wearables que más se venden actualmente. Especialmente en deportistas, este tipo de tecnología permite recabar información sin que el deportista se de cuenta. Pero también por cuestiones de salud, este tipo de tecnología ponible puede tener infinidad de aplicaciones reales.

wearables

El desarrollo de aplicaciones para wearables se va a convertir en un campo en auge en los proximos años. Aunque algunos expertos parecen creer que los wearables son una cuestión de moda, tal como me contaba Manel Simón CEO de Manduka Games y experto en Wearable Gaming. El futuro de la tecnología wearable parece incierto, quizás no triunfen como producto de ocio, pero lo cierto es que tienen mucho potencial, especialmente en campos especializados como la educación o en el ámbito sanitario.

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *