Para cualquier profesional, sin importar el sector en el que trabaje, la gestión de su marca personal es un valor añadido que puede suponer la diferencia entre el éxito y el fracaso en el lanzamiento de su negocio. Dicho así, puede parecer que con una estrategia de marca esté todo hecho, pero en realidad tampoco es así. 

De forma resumida, la marca personal es otra variable más en la estrategia de marketing. Seas o no consciente de tu marca personal, probablemente ya tengas una más o menos desarrollada, con más o menos beneficios.

Especialmente hoy en día que generamos tantos contenidos e interacciones a nivel digital, la marca personal adopta una dimensión diferente y más compleja que nunca. Precisamente por eso, si eres un profesional, autónomo o tienes un negocio, te puedes beneficiar muy positivamente de una auditoría de marca personal. 

¿Qué es y cómo se hace una auditoría de marca?

Respecto a la primera pregunta qué es una auditoría de marca personal podemos definirlo como lo hace Rosa León de Mimoilus: «una auditoría de marca personal es la revisión de la imagen de marca desde el interior hacia el exterior«, y determinar si su mensaje y propuesta de valor es el mismo que se percibe en el exterior. 

Partiendo de esta premisa podemos ver que la auditoría de marca se puede realizar desde varios frentes. Los más básicos, desde mi punto de vista son los siguientes:

  • Marketing: Como te decía la imagen de marca puede traducirse en ventas, leads, beneficios… para tu negocio, ya seas una empresa o una marca personal. Especialmente a nivel de profesionales con una marca personal, esto se puede traducir en aumento de ventas para los que la trabajan más y mejor que los que no trabajan su imagen. Desde el punto de vista del marketing podemos auditar la repercusión de nuestra marca personal en el volumen de ventas y prospecciones. ¿Sabes de dónde vienen tus clientes? ¿De tus redes sociales? ¿De búsquedas de marca y medios ganados? ¿O necesitas hacer acciones en canales pagados?
  • Comunicación: Otra perspectiva es hacer una auditoría y análisis comunicativo. ¿Tu mensaje está llegando claramente? Cuando he realizado algún trabajo de copywriting me he enfrentado a profesionales y marcas que me han dicho que no se comprendía bien el mensaje. Es muy fácil de detectar. Por ejemplo: si eres un profesional de marketing online pero te piden tareas de diseño que no realizas, probablemente hay algo que no estás comunicando bien ya que te asocian a un servicio que no ofreces.   
  • Branding: Pero podemos ir más allá del análisis y auditoría de comunicación, podemos hacer un pequeño estudio para ver cómo nos perciben los usuarios que nos conocen, con qué valores nos identifican. Esto es muy valioso a nivel de neuromarketing, ya que la sugestión y persuasión puede ser muy eficaz a la hora de aumentar la tasa de conversión. Pero también identificar qué dicen de nuestra marca en diferentes entornos. ¿Qué opiniones hay en la red sobre nuestra marca personal? ¿Positivas o negativas? ¿Nos citan en medios de comunicación generalistas o en portales referentes de nuestro sector?
  • Estratégico: Desde un punto de vista estratégico podemos ver si nuestra marca personal está contemplada en nuestra estrategia de negocio, si es vital, si juega algún papel importante… O si nos está aportando algo: credibilidad, ventas, visibilidad, mala fama, desconcierto, etc. Tanto si es positivo como si es negativo.

¿Cuándo debo hacer una auditoría de marca?

Siempre que quieras, en realidad. Pero por ejemplo no va a ser muy eficaz realizarla una vez al mes si apenas ejecutamos acciones con una  estrategia ambiciosa. Lo normal es que en una estrategia de marca personal definamos un plan vista a 6 meses o incluso 1 año. Por eso lo ideal es hacerla cada medio año para ir viendo los avances y poder detectar cambios significativos en la percepción de la marca personal. 

Pero además también será imprescindible una auditoría de marca inicial para conocer el punto inicial del que partimos. Especialmente si nuestra marca ya está funcionando desde hace algún tiempo.

 Si por el contrario nos topamos con una marca personal que todavía no ha arrancado partimos de un lugar completamente distinto porque nos dedicaremos directamente a elaborar la estrategia desde cero.

Ventajas e inconvenientes de una estrategia de marca personal

Entre los beneficios y aspectos positivos encontramos:

  • Diferenciación de la competencia
  • Cercanía con tu audiencia
  • Más visibilidad entre tus clientes potenciales
  • Más confianza y seguridad respecto a tu marca y servicios

Algunos de los inconvenientes pueden ser:

  • Da resultados a medio o largo plazo, no son inmediatos
  • Puede requerir inversión de tiempo y dinero sin retorno inmediato

Auditoría de marca: ¿Online u offline?

Muchas veces separamos acciones de marketing y branding a nivel digital y offline, sin embargo aunque diferenciemos las acciones debemos ser conscientes de que tanto digital como analógico deben formar parte de una estrategia conjunta. 

Desde mi punto de vista, cuando analizamos nuestro posicionamiento de marca o nuestra estrategia lo hacemos de forma integral y global, y esto es así porque aunque nos empeñemos en hacer separaciones, una acción online puede afectar a las ventas en tienda; o al contrario un anuncio en un mupi o en una revista impresa puede generar ventas en los canales digitales.

Precisamente por eso, hacer una auditoría de la marca personal, tanto a nivel digital como fuera de canales online es vital para tener una perspectiva amplia. Del mismo modo, es clave que tengamos una estrategia de marca personal a nivel digital ya que es mucho más barato y genera resultados de forma rápida y en entornos analógicos. Para mi, para cualquier marca personal o marca de negocio es esencial comenzar con lo digital porque es más rápido y es más versátil, y si podemos permitírnoslo, también lo haremos offline.

Algunos consejos finales para iniciar tu estrategia de marca

Ya seas un negocio o un profesional independiente es recomendable que realices una auditoría de marca para conocer en qué punto te encuentras y poder trabajar para mejorar tu estrategia. 

Pero ten en cuenta que tu estrategia que desarrolles debe tener unos objetivos medibles y alcanzables. No tiene ningún sentido marcarse objetivos que no podemos conseguir sin mucho tiempo o grandes presupuestos. 

Otro consejo que te quiero dar es que te tomes muy enserio la auditoría de tu marca para desarrollar una estrategia honesta. La idea de tu estrategia de marca es reflejar con total veracidad los valores y características de marca, y vender clara y transparentemente tus servicios y propuesta de valor.

Y por último, si comienzas a trabajar en tu estrategia de marca no la abandones al poco tiempo si no te trae resultados. Ya te he comentado que es un maratón, no un sprint, y que te traerá excelentes resultados a largo plazo.

¿Ya estás listo para desarrollar tu marca personal?

Share: