Desarrollar una marca personal no es tarea fácil, necesitarás algunas herramientas y una estrategia clara y constante para proyectar una imagen de tu perfil profesional a la audiencia que tengas definida. En un mundo cada vez más digital crear una web para potenciar tu marca personal es una de esas primeras herramientas clave

A la hora de buscar un nuevo perfil para una empresa, sea para su incorporación a plantilla como para contratarla como proveedor externo, los departamentos de RRHH se apoyan en herramientas como internet o Linkedin. 

Contar con una web que desglose tus intereses, trabajos profesionales, etc. puede suponer la diferencia entre tú y otros profesionales. Trabajar tu marca personal no está solo en Internet, pero sin duda es un excelente punto de partida, asequible y muy eficaz para conseguir visibilidad en tu sector.

Si además vas a posicionar tu marca personal como profesional autónomo o freelance, esta puede ser la forma ideal para captar potenciales clientes.  

¿Qué es la marca personal?

Definamos primero qué entendemos por marca personal para no comenzar la casa por el tejado. Según Vilma Núñez “se define como toda aquella marca que tiene la capacidad de influenciar, ejecutar y gestionar a través de contenido, emoción o huellas en un grupo de personas.”

Si tomamos una referencia como Wikipedia, vemos que “La marca personal, en inglés personal brand, es la huella que dejamos en los demás. La gestión de esa huella, la gestión de la marca personal, se conoce como personal branding. Quien acuñó por primera vez la palabra personal branding (gestión de marca personal) es «Tom Peters», que en 1997 escribió un artículo en la revista Fast Company titulado «The Brand Called You1​».”

En resumidas cuentas podemos decir que la definición de marca personal es aún fluída, pero desde mi punto de vista es muy similar al de una marca corporativa, pero en la que el eje principal no es una firma abstracta sino una persona. 

Y una frase que podría resumir muy bien la sensación de ‘marca personal’, sería lo que dice Jeff Bezos (director ejecutivo de Amazon) sobre la misma: “La marca personal es lo que dicen de ti cuando no estás en la sala”.

Por poner un ejemplo bien claro podría ser el ejemplo de Apple como marca corporativa, y el de Steve Jobs como marca personal. Obviamente están intrínsecamente conectadas, pero entendemos que Apple es una marca relacionada con el producto, y Steve Jobs tiene una marca personal relacionada con su trabajo como ingeniero, genio de la tecnología, innovador, etc. y obviamente como creador de Apple. 

¿Cómo proyectar mi marca personal al crear una página web?

Antes de ponerte a crear una página web de marca personal es muy importante que la definas. La marca personal no nace de simplemente ser quien eres, sino qué quieres proyectar. Cuando pensamos en famosos o figuras públicas con un mensaje muy claro y directo, no son producto de la casualidad, en su inmensa mayoría hay un trabajo de comunicación, marketing y diseño detrás. Muchas horas de trabajo puliendo imagen y discurso. 

Tu marca personal también debería ser así. No todos podemos ser Beyoncé, pero podemos hacer lo máximo posible para que nuestro mensaje sea claro y directo, sobre todo cuando queremos desarrollar una imagen personal web y relacionada con nuestra profesión. 

Definir tu marca personal debe ser tu primer paso, para ayudarte a trazar este camino, empieza por responder a estas preguntas.

  • ¿Quién eres?
  • ¿Qué haces?
  • ¿Qué te diferencia?
  • ¿A quién quieres llegar?
  • ¿Qué quieres conseguir (objetivos SMART)?

Con esta información definida podrás desarrollar un proyecto web acorde con tus necesidades. Por poner un ejemplo, no será igual la web de un diseñador freelance que la de un experto en SEO. 

Pasos para crear una web para potenciar tu marca personal

Ahora que ya has respondido las preguntas del anterior apartado, es hora de ponerse manos a la obra para crear una web que potencie tu personal branding. Empecemos por el principio.

#1. Estructura web

Empieza por identificar los apartados que quieres que tenga tu web.La home de misma es esencial para que trabajes bien tu carta de presentación, pero suele ser más sencillo hacerlo al final del proceso. 

Por ejemplo, puede ser interesante tener un apartado ‘sobre mi’ contando quién eres y cuál es  tu experiencia profesional. Si eres un diseñador por ejemplo te interesará incluir un apartado tipo ‘portfolio’ con diseños reales de trabajos previos. Este primer paso es clave para saber qué necesitarás a nivel de diseño y de tecnología al pasar al segundo paso.

#2. Hosting y CMS

Tendrás que escoger un hosting donde alojar tu web y escoger el tipo de CMS. Para una página personal es suficiente con WordPress, sin embargo si necesitas algo más especial puedes buscar más opciones.

Si no tienes mucha idea sobre como instalar WordPress y hacer la puesta a punto de tu web puedes contar con hostings que lo incluyan o te ofrezcan ayuda para poner en marcha tu página web.

Yo por ejemplo uno One.com, tienen buena asistencia técnica si la necesitas y todo funciona muy fácil. Y además si lo contratas a través de este enlace obtendrás 10€ de descuento.

#3. Diseño y contenidos

Ya tienes tu WordPress, es hora de escoger una plantilla. Busca alguna que te encaje a nivel estilos y edítala. Si tienes conocimientos avanzados incluso puedes escoger una que te permita modificarla con Elementor o herramientas similares. 

Si quieres algo único y especial puedes contar con un diseñador que te ayude a desarrollar tu imagen de marca o marca personal desde cero. Te será de mucha ayuda tener una línea gráfica que acompañe tus contenidos.

Para los contenidos es clave que sepas qué quieres comunicar en tu web. Haz un primer borrador de estos contenidos y si lo necesitas pide ayuda a un copywriter para que revise y embellezca tus textos. 

#4. Lanzamiento de la web

Una vez esté lista tu web, haz los testeos correspondientes antes de publicarla. Luego…¡ lánzala al mundo! Recuerda hacerla visible a los motores de búsqueda para que aparezca en Google cuanto antes.

Si eres activo en redes sociales como Linkedin, anuncia a bombo y platillo que has lanzado tu web, cuanto mayor alcance inicial tengas, mucho mejor.

#5. Nutre tu web.

Lanzar una web personal no es un trabajo de una sola vez. Después de publicarla, necesitas seguir nutriéndola con contenidos. Para conseguirlo, lo más sencillo es contar con un blog donde puedas ir publicando periódicamente.

Lo ideal es hacer una selección de contenidos con relevancia SEO y Social, y darles toda la visibilidad que puedas.

Ayuda para diseñar tu web de marca personal

La parte más complicada a la hora de crear una web de marca personal, desde mi punto de vista, es diseñarla con un estilo que te represente y te permita diferenciarte del resto de profesionales. 

Contar con un diseñador freelance que pueda trabajar contigo en el desarrollo de la marca personal y de la propia web es clave. 

La segunda parte más complicada es acertar con los textos. Prácticamente cualquiera cree que puede generar los textos de su web. Sin embargo muchos carecen de los conocimientos para crear textos que definan la marca personal, generen empatía y lleven a la acción dentro de una página web. No se trata solamente de escribir textos, sino de conseguir que estos impulsen una acción (rellenar un formulario, hacer una venta, etc.).

Para conseguir crear una página web para tu marca personal que realmente se vea profesional y funcione a nivel comercial, debes contar con estos dos perfiles en tu proyecto. 

Si necesitas ayuda para crear tu página web de marca personal, puedes contactar conmigo para que veamos juntos cómo puedes arrancar tu proyecto hoy mismo.

    Share: