¿Por qué está de moda El Consumo Colaborativo?

El concepto de consumo colaborativo es una tendencia reciente, un término que puede considerarse sinónimo del consumo responsable. En cualquier caso esta tendencia es una oposición clara al consumismo que vivimos hoy en día y cuyo objetivo es vender bienes y servicios, muchas veces sin que el consumidor realmente los necesite.

En este sentido el Consumo Colaborativo se basa hacer un consumo responsable con la sociedad y el medio ambiente. Es decir, apuesta por reutilizar, alquilar, prestar productos y servicios. Y se resume en cualquier acto de consumo que se haga de forma responsable y pensando en el medio ambiente. Ahora, con la ayuda de las nuevas tecnologías estamos más conectados y podemos aprovechar esa ventaja para unirnos más fácilmente al consumo colaborativo.

consumo colaborativo

¿De que va eso del consumo colaborativo?

Este modo de ver el consumo no es nueva, pero si que ha ido ganando adeptos desde la llegada de la crisis económica. Muchas veces más por la necesidad de ahorrar dinero que por ser consumidores responsables. Una empresa que ha sabido aprovechar bien este filón, y que puede ayudar a ubicarte en el concepto de consumo colaborativo sino lo conoces, es BlablaCar. Y decimos que no es una manera de consumir nueva, sino que las nuevas tecnologías e internet lo han facilitado enormemente. La compra-venta de segunda mano o los trueques entre amigos y conocidos se han profesionalizado para llevarlo al siguiente nivel.

Ahora es más fácil comprar o vender un producto de segunda mano, desde cualquier parte del mundo, si tienes internet para acceder a esa información. Páginas como segunda mano o eBay fueron las primeras en implementar esta manera de ver el consumo. Ahora son centenares las empresas sociales que han aparecido en el panorama nacional y que buscan ayudarte a encontrar lo que necesitas. Desde aplicaciones móviles colaborativas como Wallapop de compraventa de artículos hasta páginas como Amovens, competencia directa de BlablaCar.

blablacar amovens wallapop

En una entrevista a Adrián Sancho, experto en Cosumo Colaborativo y director de Comunicación en TratoJusto, una herramienta y aplicación móvil de consumo colaborativo que conecta personas que necesitan ayuda de cualquier tipo con personas dispuestas a prestársela, nos habla de las tendencias en el mercado abierto para el consumo colaborativo. Nos explica que  “si alguien necesita por ejemplo, alguna herramienta para montar un mueble, en vez de comprarlas para usarlas una sola vez y guardarlas en un cajón, puede pedir a través de TratoJusto que alguien se las preste por unas horas, o pagar una pequeña cantidad por utilizarlas durante un tiempo determinado”, nos cuenta Adrián Sancho.

El objetivo es finalmente que los productos y servicios por los que hemos pagado una cantidad se amorticen al utilizarse por varias personas, no solo por los dueños, convirtiendo la experiencia de compartir, en algo cotidiano.

Clave del éxito: la crisis y las nuevas tecnologías

“La crisis económica nos ha servido para comprender que la economía tradicional no es la mejor solución. Una economía basada en el capitalismo y el consumismo nos ha llevado a este punto, y ha hecho que surjan alternativas como el Consumo Colaborativo”, asegura Adrián Sancho.

trato justo app consumo colaborativo

Además, las nuevas tecnologías están jugando cada vez más un papel importante en esta tendencia de comercio colaborativo. La popularización del uso del ordenador y del acceso a Internet, pero especialmente el uso de smartphones y aplicaciones móviles específicas, ha permitido que el consumo colaborativo sea mucho más sencillo y esté al alcance de todos.

Coyuntura económica desfavorable  + Democratización de las nuevas tecnologías =
Auge del Consumo Colaborativo

“Internet y el boom de los smartphones, nos permiten estar hiperconectados, lo móvil e inalámbrico se convierte en norma, y tenemos acceso a un gran número de intercambios de productos y servicios a través de plataformas online, muchas veces sin intermediarios”, matizan desde Trato Justo. La coyuntura económica y la democratización de las nuevas tecnologías son sin duda los dos factores que destacan al analizar el auge de esta tendencia.

El motor de la economía tradicional se va agotando y hace que las personas pensemos en nuevas formas de consumo. “Se convierte en una forma de consumo mucho más rentable porque puede consumir lo mismo pero de una forma más barata”, explica Adrián Sancho. Buscamos un consumo sostenible, justo y que además respete el medio ambiente, para el que el consumo colaborativo puede ser la respuesta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *